Consejos

¿Celebrar la boda de día o de noche? 2

En el anterior artículo nos deteníamos en uno de los aspectos más relevantes de vuestra boda y que si no lo habéis pensado nunca, una vez habéis decidido que os casáis será de las primeras cuestiones que deberéis afrontar: si os casáis por el día o preferís casaros por la noche. Desgranábamos en dicha entrada [(Celebrar vuestra boda de día o de noche (I)] aquellas ventajas y desventajas que con carácter general podríais encontrar a la hora de decidiros por una opción u otra. Una vez vistas las posibilidades y los inconvenientes que os ofrece casaros por el día, abordamos a continuación las ventajas e inconvenientes con los que os encontraréis si decidís casaros por la noche. Coged lápiz y papel y tomad nota de lo siguiente que os apuntamos:

 

Ventajas de una boda por la noche:

 

  • Es una boda apropiada para cualquier época del año y cualquier geografía, aunque prevalece su importancia en las estaciones de verano y primavera.
  • Que la boda se celebre por la tarde o la por la noche permite más margen para terminar de preparar detalles el mismo día. Detalle pequeños, ¡claro!
  • Una boda de noche te posibilita alargar la fiesta hasta altas horas de la madrugada, si es eso lo que también queréis.
  • Las bodas nocturnas consiguen un atmosfera muy diferente a las del día, son habitualmente más distinguidas aunque claro, depende de los invitados y de vosotros.
  • Habitualmente no tendréis problemas con la duración de vuestra boda en el lugar donde celebréis el convite, ya que después de vosotros no habrá un nuevo evento.

 

Desventajas de una boda por la noche:

 

  • El horario de una boda nocturna es contraproducente para las personas mayores y para aquellas parejas que van con niños ya que les obligas a trasnochar e igual declinan la invitación.
  • Una boda por la tarde-noche, excepto en verano, se expone a un clima nocturno más inestable y si es en otoño o invierno asumís más riesgos aun, en este sentido.
  • Este tipo de enlaces por la noche suelen más breves en su celebración aunque también es cierto que son más intensos.
  • Celebrar vuestra boda por la noche obliga a los invitados a ir prácticamente de etiqueta, mucho más que si la boda es de día, aunque dependerá del perfil de vuestros invitados.
  • La boda por la noche implica tener en cuenta la posibilidad de ir ampliando horas de fiesta y ello supone mayor gasto en barra libre, en música e incluso contemplar resopón, con lo que deberéis hablar y negociar todos estos detalles con los responsables de vuestro convite.
  • El enlace por la noche, si tenéis invitados que os vienen fuera, implica que deberéis prever reserva de hotel para ellos con el fin de que regresen a sus casas al día siguiente. Esto hace más costosa la boda para la gente que no viva en vuestra ciudad.

 

Como comentábamos en el anterior artículo, a la hora de adoptar esta decisión tan importante que marcará de manera determinante el desarrollo de vuestro gran día, nosotros también os recomendamos que consultéis esta cuestión con vuestros más allegados, esto es la familia más cercana y los amigos de confianza. Ellos que os conocen y conocen aproximadamente a los invitados que pueden formar parte de vuestra historia, os pueden también orientar y ayudar a tomar la decisión final de acuerdo al perfil general de todos los invitados. No debéis olvidar que este es vuestro día y tenéis todo el derecho del mundo a soñarlo, pensarlo y vivirlo como vosotros deseáis pero es de muy buena educación y exquisita cortesía tener en cuenta a vuestros invitados pues son al fin y al cabo las personas con las que habéis decidido compartir la felicidad absoluta en el día de vuestra boda. ¡Buena decisión!

Acerca del autor

Publicaciones relacionadas